Los problemas en la punta de eje son un gran riesgo

Hay personas que tienen ciertas nociones de mecánica como para entender el funcionamiento básico, sin embargo, hay otros que conocen solo el nombre de algunas de las piezas del coche sin saber cuál es su labor. La punta de eje es una de las partes más comunes de escuchar nombrar cuando se habla de vehículos y sus averías.

La punta de eje se localiza en la junta homocinética que va conectada al cubo de la rueda, es ahí donde se encuentra la capucha protectora que se ve pegada al interior de la llanta. Este componente hace posible que las ruedas giren cuando se mueve el volante para cambiar de dirección.

Señales de fallas en la punta de eje

A la punta de eje, al igual que otras piezas del coche, el uso constante y el tiempo le causan desgaste, en especial por ser la parte de la junta que soporta las vibraciones y golpes de las ruedas. Además permanecen en contacto con la suciedad del camino por donde se transite.

Una forma de detectar un inconveniente en la punta de eje, es el sonido de traqueteo que se percibe al girar el coche a baja velocidad. Por lo general, se escuchan tantos golpecitos como esferas tenga la junta, las cuales pueden ser entre una y seis; cuando se conduce recto el ruido cesa, debido a que las esferas solo funcionan al desplazarse hacia los lados.

Otro síntoma es la presencia de grasa en la orilla interior de la llanta, cuando la capucha de goma que protege a la punta de eje se desgasta; además de dejarla a la intemperie, le hace perder su lubricación. Las vibraciones son otro aviso, es probable que la punta de eje no esté correctamente engranada a la rueda, y esto es posible que suceda a causa de que haya perdido la extensión original y no se acople por completo.

Aunque el desgaste sea algo inevitable, evadir estos otros tipos de fallas es viable, como no transitar tan seguido por terrenos irregulares con baches; si al conducir no puede evitar pasar por un hueco, reduzca la velocidad al máximo antes de caer en el hoyo, de esta forma no producirá un daño mayor al tren delantero. Tampoco suba a las aceras o hacerlo con mucho cuidado si es necesario.

Al partirse la punta de eje la rueda se suelta y se cae del lado donde falta el neumático, si conduce a alta velocidad en ese momento, podría volcarse o impactar con algún objeto. De ser así los daños serían enormes y es posible perder hasta el motor; pero visitando motoresdesegundamano.eu podrá solucionar de manera sencilla y económica.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.