La papeleria escolar que estabamos buscando

Con el fin de curso nos damos cuenta que ya ha llegado el fin de otra etapa, que ahora toca descansar y reponer fuerzas para el próximo curso. Los niños en su mayoría han trabajado mucho, tanto es así que nos encontramos con un buen número de aprobados, niños que ahora de lo que tienen ganas es de disfrutar, de jugar, de bañarse en la playa o piscina, en definitiva, muchas ganas de hacer lo que de verdad les dé la gana. Es verdad que llega un momento en el que cuando ha pasado un mes como no les tengamos una rutina, por supuesto diferente a la del invierno, los niños se aburren, al final debemos enseñarles que en verano también hay unas normas y que hay que acatarlas sino menudo desmadre. Los niños van a querer mucha videoconsola, al final es lo que más les gusta, con lo que más se entretienen, hay padres que con tal de que los dejen tranquilos les dan carta blanca para que estén callados, lo que ocurre es que ese no es el camino, el día es largo y hay tiempo para todo lo que hay que hacer es organizarlos y hacerles ver que pueden hacer muchas más cosas de las que se imaginan.

Por ejemplo, un libro con actividades siempre les viene bien, que no piensen que en verano no se trabaja, es decir, aunque tengan todo aprobado es bueno ir reforzando y activando la mente para que no se quede dormida. Aunque se levanten tarde no pasa nada, como os digo hay tiempo para todo, a mediodía si no quieren echar la siesta en un sitio fresquito de la casa pueden entretenerse un ratito hasta la hora de poder darse un baño. En cualquier caso, el tiempo pasa rápido y en menos que nos demos cuenta vamos a estar pensando en ir preparando otra vez las cosas del colegio, un verdadero martirio para los padres que parecen tener un suspiro en este periodo de calor.

Creo que el uso de la papeleria escolar está en la mente de cualquiera que tiene hijos en edad escolar todo el año, no hay una desconexión por parte de los padres, pensar en lo que van a tener que gastar el próximo curso se queda en su mente y la verdad es que es muy difícil de sacar. Al final conviven con este hecho el resto del tiempo que sus hijos deben estudiar.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.