Cuando se debe cambiar la correa de distribucion

La correa de distribución es una de las piezas más importantes del coche, en especial porque permite el desplazamiento del coche. Para conseguir los mejores repuestos para tu coche debes visitar www.desguacesde4x4.com, porque allí encontrarás una gran variedad, a un precio bajo y con una gran calidad.

Sin embargo, debes tener en cuenta que existen algunos momentos en los que se debe cambiar la correa de distribución. Estos los he reunido en este post, con la finalidad de que puedas conocer cuándo será mejor hacer el cambio y mantener tu coche funcionando de forma efectiva.

Momentos ideales para hacer el cambio

Cambiar la correa de distribución es algo que se debe tener en cuenta para que el coche funcione de forma adecuada. Los momentos ideales para hacer el cambio son:

Fugas en el motor

Cuando tienes un coche debes hacer mantenimientos periódicos para que se puedan tener unos buenos resultados a la hora de conducir. Sin embargo, debes tener en cuenta que la aparición de fugas es algo inevitable porque son bastante comunes.

Si las fugas caen sobre la correa de distribución, esta puede comenzar a deteriorarse de una forma muy rápida. Por lo tanto, una vez que se reparan, se debe revisar completamente la integridad de la correa para saber si esta funciona de forma adecuada.

Pérdidas de tensión

Las pérdidas de tensión son bastantes comunes en la correa de distribución, en especial cuando llevas el coche a mecánicos que no son expertos. La pérdida de tensión se puede dar cuando se hacen reparaciones cercanas a la correa y esta se mueve.

Esta es una de las piezas más delicadas que tiene el motor, y por esto una vez que se pierde la tensión se debe hacer el cambio de inmediato. Esta correa no puede recuperar su tensión, motivo por el cual una vez que pierde su tensión no existe más solución que cambiarla.

Cambio por kilometraje

El kilometraje es otro punto importante a tener en cuenta cuando hablamos de la correa de distribución. Esta es una pieza que se debe cambiar cada 100.000 kilómetros, para que el coche pueda tener un buen rendimiento en todo momento.

Si esta correa está desgastada, la misma podría romperse mientras que el coche esté funcionando causando daños graves al motor. Incluso puede quedar completamente inservible o con averías irreparables, motivo por el cual se debe hacer el cambio cuando sea necesario.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.